Dos sillas frente al mar y bajo el sol nos esperan solo piénsalo , imagínalo , el contarte nuestra historias de amor de la mano , juntos y agarrados mirando las olas y los peces a un lado , abrazarte y sentir el viento rozar mis párpados , palpar la sal que brota de tus sensuales labios ya mojados por el agua de un océano puro y claro.

Dos sillas frente al mar y bajo el sol nos esperan solo piénsalo , imagínalo , el contarte nuestra historias de amor de la mano , juntos y agarrados mirando las olas y los peces a un lado , abrazarte y sentir el viento rozar mis párpados , palpar la sal que brota de tus sensuales labios ya mojados por el agua de un océano puro y claro.